Tu carrito

Tu carrito está vacio!

Seguir comprando

Nutrición antiinflamatoria: el equilibrio entre el Omega3 y Omega6

by Cremas Caviahue |

Lorena Vela

P

or la Dra. María Lorena Vela. 

 

 

 

 

 

A lo largo de estos blogs hemos aprendido que un exceso de inflamación, o un estado inflamatorio constante, puede ser nocivo para nuestra salud. Eventualmente, un exceso de inflamación dificulta la circulación y distribución de las diversas sustancias por el organismo. Hemos ido aprendiendo que nuestra nutrición es nuestra medicina que debemos cuidarnos desde afuera nutriendo nuestra piel y desde adentro eligiendo nuestros alimentos con conCIENCIA.

La nutrición antiinflamatoria se posiciona como una forma de alimentarnos, te hemos explicado como preparar tu plato, y como elegir diferente a lo que nos propone la nutrición sinCIENCIA. Hoy quiero responder una pregunta, ¿cuál es la nutrición ideal? La ciencia nos dice que la nutrición basada en pescados, huevos de chacra, vegetales y frutas, grasas vegetales y cereales integrales es una Nutrición conCIENCIA. No solo nos da una cantidad de minerales y vitaminas esenciales para el cuerpo sino que la proporción de las grasas de Omega 3 y 6 es la ideal.

En el blog de hoy te quiero hablar de estas grasas “buenas” que son los ácidos grados poliinsaturados de Omega 3 y Omega 6. Pertenecen al grupo de las grasas o lípidos saludables, que se encuentran en algunos vegetales y pescados. Debido a sus características físicas y químicas, estos ácidos grasos actúan en nuestro organismo, cumpliendo funciones esenciales que permiten el normal funcionamiento en diferentes procesos fisiológicos.

Los ácidos grasos Omega 3 y 6 son ácidos grasos poliinsaturados tienen la particularidad de que a pesar de su difícil síntesis, forman parte de las membranas celulares confiriéndoles flexibilidad y elasticidad y evitando su envejecimiento.

¿Qué efecto tienen en la inflamación?

Trabajan como transmisores de información a la célula, y el tejido del que forma parte, respecto a las inflamaciones y las respuestas autoinmunes. De este modo pueden tanto propiciar una respuesta inflamatoria cuando sea necesaria para el sistema defensivo del cuerpo, como también respuestas antiinflamatorias, cuando así se necesita, son excelentes moduladores.

¿Y en la piel cómo actúan?

La falta de Ácidos grasos Omega 3 provoca aumento de la proliferación de las células de la piel, con pérdida de agua, y formación anormal de las células llamadas queratinocitos, que se encuentran en la capa más externa de la piel. Los ácidos omega-3, cuando se oxidan dan lugar a moléculas específicas que se acumulan en la piel y que tiene una función antiinflamatoria. Estos ácidos tomados en la dieta o por medio de suplementos, provocan mejoría de las lesiones cutáneas de la psoriasis.

Los ácidos grasos del grupo de Omega-6 son los más abundantes de la piel. Su déficit hace que la piel sufra pérdida excesiva de agua y se vuelva escamosa. Tiene como misión fundamental el mantenimiento de la barrera epidérmica al agua.

La concentración de estos grupos de ácidos grasos, es inferior en pacientes con eczema atópico que en sujetos sanos según algunos estudios. En los pacientes con dermatitis atópica existe un menor nivel de ácidos grasos Omega 3, por lo que su administración reduce el eczema.

¿Y en qué alimentos podemos encontrar este grupo de grasas beneficiosas?

  • El grupo de Omega 3 se encuentra: Aceites vegetales: el aceite de lino y aceite de oliva; Las semillas también son conocidas por su aporte de este ácido graso, siendo las de lino y las de chía en las que tiene más presencia; El Pescado azul y Mariscos, sardinas, el atún o el salmón y langostinos; Frutos secos las nueces son las que aportan un mayor valor; Palta, muy reconocido por ser rico en grasas; Verduras de hoja verde, está muy presente en verduras de hoja verde como la lechuga o las espinacas; Crema de Maní sin duda un alimento con Omega 3 que seguramente no conocías; Avena, dentro de los cereales, la avena es una de la más interesante por su contenido en este grupo de ácidos graso además de ser muy fácil de incorporar a la dieta añadiéndola en diferentes recetas.
  • El grupo de Omega 6 se encuentra en: Aceite de girasol y pipas de girasol; Frutos secos, con un mayor contenido en este tipo de ácidos grasos encontramos las nueces, los maní, las almendras, las avellanas y los pistachos; La soja y el aceite de soja también es muy rico en este grupo; Los huevos de gallina de campo son alimentos ricos en Omega 6 y también Omega 3; El aceite de coco es rico en (vitamina E, un antioxidante), y en omega 6; Los cereales integrales son uno de los alimentos con más ácidos grasos omega 6.
Agrega a tu lista de las compras los alimentos que te he mencionado. ¡Y recordá! La respuesta siempre está en la naturaleza y si puedo dejarte un regalo es que recuerdes buscar que tu interior se refleje en tu exterior y busques todo aquello que es #naturalenvos.