Tu carrito

Tu carrito está vacio!

Seguir comprando

La vitamina D, la Piel y el Sol

by Cremas Caviahue |

Santiago Tortone

P

or la Dra. María Lorena Vela. 

 

 

 

 

 

La asociación más famosa del último tiempo

Hace varias semanas que esa molécula, a la que muchos únicamente asociábamos ciertos beneficios relacionados con unos huesos y dientes fuertes, ha invadido la red: aparece en más de 150 millones de resultados.

Entre otras razones, el auge de la vitamina D se debe a que los científicos también están cada vez más interesados en ella. Solo en el último año se han difundido más de 5.200 investigaciones científicas relacionadas con la molécula. Resulta ser que la vitamina D es esencial para favorecer y modular la absorción y el depósito de calcio en los huesos, pero también tiene otros efectos en distintas áreas: la salud del corazón, el sistema inmunitario y con la prevención de algunos tipos de cáncer.

Estarás preguntándote y porque se ha hecho famosa esta molécula… porque los estudios de los que te hablo en el párrafo anterior demuestran que está implicada en el sistema inmunitario y el 2020 nos enseñó que los virus vienen a pasar examen y uno de los examinados es el sistema defensa de nuestro propio cuerpo. Se relacionó, buenos niveles de Vitamina D con tener un sistema inmunitario fuerte para combatir nuestro enemigo en común el SAR-COV2 y no llegar a desarrollar formas graves de la Covid 19.

Son sus posibles acciones en este último sistema las que están acaparando mayor atención en los últimos tiempos. ¿La razón? Que las últimas publicaciones científicas le otorgan un importante papel en la regulación del sistema inmunitario hace que sus respuestas sean mucho más favorables para defendernos de los agentes exógenos, de las infecciones —sobre todo de los virus, y también para modular la respuesta inflamatoria que nuestro sistema inmune ejerce cuando nos exponemos ante estos agentes infecciosos.

Pero si has llegado hasta aquí… te estarás preguntando el porque te hablan de todo esto en un Blog de dermocosmetica. Resulta ser que la gran mayoría de la vitamina D que necesitamos para todas esas funciones que te enumere antes pero sobre todo para mantener nuestro sistema inmunitario activo se genera en la Piel.

La piel cubre casi dos metros cuadrados y pesa alrededor de dos kilos y medio, en ella ocurre que se sintetiza ( podríamos decir “fabrica”) la vitamina D, esencial para mantener el equilibrio mineral del cuerpo. Su forma más activa en los humanos, la vitamina D3 (colecalciferol), se puede sintetizar en la piel exponiéndose a la radiación ultravioleta B (UVB) de la luz solar. Bastan con 30 minutos diarios de exposición en mangas de cortas y pantalón corto para unos niveles correctos de Vitamina D y complementar con una dieta rica en este elemento (solo procede de los alimentos el 20% o menos de toda la vitamina D que obtiene el organismo.) Es importante destacar que los rayos UVB no atraviesan el vidrio ni la barrera que producen los protectores solares por lo que lo ideal es tomar 15 minutos de sol por la mañana y 15 minutos por la tarde. Una buena hora es entre las 9,30 y 10 de la mañana y después de las 17 hs.

 

Cuidar la integridad de la piel es fundamental por lo que te recomendamos que no te expongas más de lo necesario sin protección y lo hagas en estas franjas horarias donde los rayos UVB son suficientes para lograr la reacción buscada, podes refrescarte con el Spray termal de Cremas Caviahue mientras tomas sol y al mismo tiempo le otorgas minerales a la piel. Tu piel es mucho más que lo que vemos por eso es importante mantener toda la superficie hidratada para que esté preparada para cumplir con todas sus funciones. La crema Emoliente SP compuesta con elementos naturales Urea , extracto de manzanilla, manteca de karité y agua termal volcánica, sin parabenos ni fragancias. Es ideal si tu piel es sensible o has decidido un camino natural para cuidar tu piel.

Podemos concluir que ¡UN POCO DE SOL, ES FUENTE DE SALUD y que debes cuidar a tu piel ya que ella te cuidara a vos!